La igualación digital ya está en marcha: un grupo de 69 chicos de barrios vulnerables bonaerenses egresaron hoy como programadores web luego de participar del programa intensivo de capacitación «Acercar Futuro», organizado por la Fundación Banco Provincia y la organización educativa que desarrolla las competencias digitales de las personas, Digital House, en 5 barrios del conurbano, a lo largo de 2019.

El programa, que se llevó adelante en las villas Itatí (Quilmes), Palito (La Matanza),La Sapito (La Matanza), Carlos Gardel (Morón) y Santa Elena (Malvinas Argentinas), surgió como un proyecto compartido entre ambas instituciones con el objetivo de ofrecer una propuesta de formación innovadora y niveladora para jóvenes del conurbano. El propósito del primer ciclo, que concluye con estos egresos, era despertar vocaciones y ampliar la oferta de herramientas que componen y preparan a los jóvenes para desarrollar su proyecto de vida.

Cuatro de cada diez chicos que participaron de los cursos no tiene computadora en su casa, y cinco de cada diez aún está cursando el colegio secundario. Nueve de cada diez chicos manifestó que seguirá cursando estudios en programación y siete de cada diez expresó su intención de buscar trabajo en la industria digital.

«Escuchamos mil veces que la tecnología iguala oportunidades. Y es cierto. Pero no todos tenemos las mismas oportunidades de acceder a la tecnología. Entonces, desde la Fundación Banco Provincia afrontamos el desafío de promover la nivelación, facilitando acceso a la tecnología, a un entorno con infraestructura adecuada, y nos asociamos con Digital House para lograr en esas condicionas la capacitación de primer nivel que permite la competencia entre iguales en el entorno digital», explicó Florencia Montes de Oca, presidente de la Fundación Banco Provincia.

Por su parte, Nelson Duboscq, CEO de Digital House, expresó: «En Argentina hay miles de oportunidades laborales para las personas que saben escribir código, por eso es muy importante para nosotros participar en este tipo de programas que le dan a los chicos herramientas concretas para su desarrollo profesional».

Para llevar a cabo el programa fue necesaria la compra del equipamiento, la adecuación de los espacios, la generación de conexiones a internet y el acompañamiento de los educadores comunitarios (organizados bajo la modalidad de pareja pedagógica). Esto requirió de una inversión de 3.400.000 pesos por parte de la FBP, que desde 2016 en adelante abocó su gestión al desarrollo de infraestructura y contenidos para las organizaciones comunitarias que trabajan a contraturno de la escuela con niños y jóvenes en los barrios vulnerables del conurbano como parte del proyecto «Refugios Visibles».

Los programas pudieron realizarse gracias al apoyo de las organizaciones comunitarias que funcionaron como sede para el dictado de las clases. Las organizaciones que participaron fueron La Casita de la cava, de Villa Itatí, Quilmes; la Fundación Aimé Nendivé, de Villa Palito, La Matanza; la Institución Salesiana, de La Sapito, La Matanza; la Parroquia Virgen de la Asunción, de Carlos Gardel, Morón; y la Fundación Actuar Hoy, de Santa Elena, en Malvinas Argentinas.

El programa tuvo una duración de 18 clases, centrado en el aprendizaje de las herramientas de programación HTML y CSS. Los participantes aprendieron sobre el uso y aplicación de lenguajes HTML y CSS, y el armado de una maqueta y contenido de una página web, con su semántica. La experiencia concluyó con la construcción de las páginas web de las organizaciones comunitarias que funcionaron como sedes en los barrios para el dictado de las clases.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *