Volver de la Pandemia

Nueva Zelanda regresa este martes a la “normalidad” después de más de 17 días sin detectar nuevos casos de COVID-19

Nueva Zelanda regresará a partir de la media noche del martes a la práctica normalidad después de que la primera ministra, Jacinda Ardern, informara este lunes de que ya no tiene ningún infectado en su territorio.

El gobierno neozelandés ha anunciado la relajación de medidas al nivel más bajo, lo que en la práctica implica que los ciudadanos pueden retornar a sus puestos de trabajo y reanudar sus actividades cotidianas.

«Hoy, 75 días después (de declarar el máximo nivel de alerta), estamos listos» para la vuelta a la normalidad, ha asegurado Ardern, cuya gestión de la pandemia ha sido alabada internacionalmente.

Nueva Zelanda, que hasta la fecha ha confirmado 1.154 infectados, incluidos 22 fallecidos, entró en «emergencia nacional» el 25 de marzo con tan solo 50 contagiados.

Las medidas restrictivas, unas de las más estrictas implementadas en el mundo, han permitido al país controlar la propagación del virus y las autoridades sanitarias neozelandesas esperan declararlo erradicado de su territorio el próximo 15 de junio.

«Estamos confiados en que hemos eliminado la transmisión del virus en Nueva Zelanda por ahora, pero la eliminación no es un punto en el tiempo, es un esfuerzo sostenido», ha advertido la mandataria laborista.

Aunque no todo regresará a la normalidad, Nueva Zelanda mantendrá cerradas las fronteras, mientras estudia poner en marcha una «burbuja» aérea con Australia, si bien eso no tiene fecha. «Nadie quiere poner en peligro los logros de los neozelandeses», ha explicado Ardern al evitar establecer un hipotético calendario.

Uno de los aspectos clave de esta «nueva normalidad» es el uso de un código QR que hay que escanear con el teléfono móvil a la entrada y salida de los negocios y permite a las autoridades un rápido rastreo si surge un nuevo brote.

El país oceánico lleva más de 17 días sin detectar ningún nuevo caso del coronavirus y este lunes sus autoridades sanitarias han anunciado el resultado negativo en las pruebas de la COVID-19 del único paciente que quedaba, un enfermo vinculado a un brote conocido.

Nueva Zelanda, además, prevé haber erradicado dentro de sus fronteras el virus para el 15 de junio, cuando se cumplan 28 días desde que se dio el alta al último caso de «infección local por fuente desconocida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *