Medioambiente y coronavirus: los signos de la naturaleza

En Italia se comprueba que hay menos contaminación atmosférica, y en Alemania también mejora el aire. Se reduce la contaminación en toda Europa y en China, cuna del virus, las fábricas dejan de producir nubes de smog. Causa y efecto de la pandemia, el contagio del virus puede ser entendido como producto de la destrucción de ecosistemas que, de a poco, muestran signos de recuperación. Otra lección que deja la parálisis productiva y el aislamiento social.

La necesidad de defender la vida frente a la pandemia, que medios y funcionarios de todo el mundo parecen haber comprendido a la fuerza, es la misma que comunidades de todo el planeta vienen planteando desde hace décadas con respecto a la cuestión socioambietal (crisis climática, fracking, mega-minería, envenenamiento por agrotóxicos, industria y producción alimentaria enfermante, contaminación de ríos, mares, suelos y aire, entre tantas otras pandemias económicas y sociales).

El desafío que parece dibujar el futuro plantea en qué medida la humanidad será capaz de encontrar modos de vida, trabajo y producción que no dependan de un consumismo irracional, y de modelos que, además, solo han incrementado la desigualdad. Los médicos del hospital de Wuhan, donde comenzó todo ( https://www.lavaca.org/notas/el-libro-para-prevenir-el-coronavirus-traducido-al-espanol/) escribieron: «Tenemos razones para creer que la aparición y propagación de enfermedades contagiosas es la elección que hace la naturaleza para reequilibrar su relación con los humanos. El progreso y el desarrollo de la sociedad humana no deben verse
amenazados por enfermedades contagiosas. Aquí, pedimos a
todos que respeten la naturaleza, valoren la ciencia y adopten
estilos de vida saludables».

La pandemia, entonces, es un signo que habrá que aprender a leer.

Compartimos las principales noticias que alentaron estas reflexiones para seguir alimentando un debate crucial:

La contaminación del aire se redujo en Europa y China

Los satélites evidenciaron que, debido al cese de actividades industriales y la poca utilización de vehículos, disminuyó el dióxido de nitrógeno.

Cisnes, peces y hasta delfines aparecen en Venecia por la cuarentena.

Los canales de la ciudad italiana lucen con el agua más clara después de la medida.

VENECIA Y LA FÁBULA DEL REGRESO DE LOS CISNES

Expertos de diferentes ámbitos explican las claves del retorno de la vida animal a la ciudad por la ausencia de turistas.

Así ha cambiado la contaminación atmosférica en Italia por las medidas contra el coronavirus.

Imágenes del satélite Copernicus Sentinel-5P de la Agencia Espacial Europea muestran una disminución muy importante de la contaminación atmosférica. Las imágenes satelitales fueron tomadas entre en 1 de enero y el 11 de marzo.

Alemania mejora calidad del aire por medidas contra el coronavirus.

Se presentó una reducción del 6,3 % de las emisiones de CO2.

El beneficiario inesperado del coronavirus: el planeta

Hong Kong (CNN) — Las fábricas fueron cerradas y las calles quedaron despejadas en la provincia china de Hubei cuando las autoridades ordenaron a los residentes quedarse en sus hogares para detener la propagación del coronavirus.

Coronavirus y pandemias: ¿efecto rebote de la destrucción de los ecosistemas?

Un informe de WWF- Italia revela que muchas de las enfermedades a las que se enfrenta el mundo están relacionadas con el comportamiento incorrecto de las personas e incluye el comercio ilegal de especies silvestres. Además concluye que la salud humana puede protegerse defendiendo la naturaleza.

Fuente: https://www.lavaca.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *