Los chicos llegan en un autito al quirófano y disfrutan el recorrido

Además de los avances tecnológicos para hacer más fácil y menos dolorosa la atención de la salud, es clave la continua innovación y la generación de ideas para brindar un cuidado integral al paciente.

En esa búsqueda permanente de mejorar la experiencia de atención médica, varias ideas disruptivas creadas en Argentina y también otras tomadas de centros médicos internacionales tienen lugar en Buenos Aires.

“Hace ya casi un año los chicos que se van a operar en lugar de trasladarse al quirófano en camilla, lo hacen con autitos a control remoto. Además, agregamos la experiencia de la realidad virtual a la hora de aplicar una vacuna”, comentó a Infobae Erica Fritzler, subgerente de Imagen y Experiencia Cliente de Swiss Medical Group.

El miedo y la ansiedad se transforman en un sensación placentera

Sobre el primer avance, Fritzler explicó que la idea de que los mismos chicos se sientan en un auto manejado a control remoto por un enfermero, pero con la sensación de que ellos lo están controlando, la tomaron de un hospital extranjero. “Es un momento maravilloso para los chicos, ya que se sacan de la cabeza la operación y llegan al quirófano arriba de un autito, atravesando la clínica con una amplia sonrisa”, enfatizó la subgerente.

Hoy esto está operativo en todas nuestras clínicas donde se opera. Disminuye la tensión y los nervios para ellos, que se despiden felices de sus papás”, agregó y destacó que todo el tiempo se está en la búsqueda de la mejora de la atención de los pacientes en general y también pediátricos.

La nueva implementación tecnológica es la realidad virtual a la hora de recibir una vacuna.“Vimos que el proceso de vacunación era traumático para los chicos, padres y hasta la vacunadora. Vacuna Feliz es una nueva experiencia en vacunación pediátrica que está presente en los vacunatorios de Swiss Medical Center Recoleta y Clínica Zabala”, afirmó Fritler.

Las mamás y papás puedan vacunar a sus hijos mientras ellos disfrutan de una animación de realidad virtual
Las mamás y papás puedan vacunar a sus hijos mientras ellos disfrutan de una animación de realidad virtual

Y agregó: “La idea es que las mamás y papás puedan vacunar a sus hijos mientras ellos disfrutan de una animación de realidad virtual. Los chicos experimentan miedo, estrés y nervios desde el momento en que se les dice que van a vacunarse o cuando ingresan al vacunatorio y ya anticipan que viene el pinchazo. Por eso, Vacuna Feliz es el final de esos miedos”.

A los chicos se les coloca un Oculus o anteojo de realidad virtual que lo sumerge a una tierra de fantasía donde hay dragones volando que interactúan con el menor y le preguntan cómo está. En el momento de la aplicación de la vacuna. El dragón le dice al niño que va a sentir una “caricia fresca en el brazo”. Y luego que va a “sentir el poder de los dragones en el brazo”.

Vacuna Feliz es una nueva experiencia en vacunación pediátrica que le quita los miedos y angustias a los más chicos
Vacuna Feliz es una nueva experiencia en vacunación pediátrica que le quita los miedos y angustias a los más chicos

Luego de aplicada la inyección, el dragón le dice al menor que se ganó una medalla de cuidador, y automáticamente la enfermera le estampa una calcomanía en el pecho para que luego la luzca orgulloso cuando se quita los lentes.

“Queremos ser disruptivos todo el tiempo. Y por eso esta idea también la proyectamos para adolescentes y adultos a la hora de ser vacunado o también cuando realizamos extracciones de sangre”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *