El humor en el deporte, siempre una buena noticia

Para los tiempos que corren, siempre el humor es una buena noticia. Y el deporte no es la excepción.

Un conocido actor argentino, Luis Rubio, dio vida hace ya un tiempo a un futbolista de ficción, EBER LUDUEÑA, conocido por todos, y lamentablemente más por sus ocasionales rivales, como la “motosierra humana”.

Defensor rústico si los hay, ostenta entre otros dudosos récords su incalculable cantidad de rivales lesionados, ninguno con riesgo de vida pero a los que les ha provocado en circunstancias especiales hasta casos relámpagos de Hepatitis B, cosa más que rara en la práctica del más popular de los deportes…

Y en su paso por sobre todo las divisiones inferiores de varios clubes del ascenso de las ligas del interior de la República Argentina dejó sin dudas una marca indeleble, en los profundos surcos en el césped y en las extremidades inferiores de cuanto rival o eventualmente compañero de equipo desorientado que haya pasado por su “quintita”.

Eber Ludueña es un esperado y habitual concurrente a casi todos los programas de deportes de la televisión argentina, porque su sola presencia garantiza un espacio de relax y sano esparcimiento para todos los televidentes e inclusive sus entrevistadores, casi siempre incapaces de aguantar la risa ante las disparatadas reacciones y anécdotas del rubio y bigotudo marcador de punta derecho…

Un popular “4” que seguramente no quedará en la historia del fútbol argentino pero sin ningún lugar a dudas lo hará en los oídos y el corazón de millones de telespectadores que frecuentemente gozan de sus historias, tan increíbles como queribles…

Por José Luis Venturino para El Portal de la Esperanza

1 thought on “El humor en el deporte, siempre una buena noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *